APATRULLANDO EL OCÉANO

“APATRULLANDO EL OCÉANO”

Visto lo visto no sería extraño que el cantante el Fary decidiera cambiarle el título a su éxito super-ventas “Apatrullando la ciudad” por el de “Apatrullando el océano”. Mientras a las costas gallegas llega la segunda marea negra, derivada del hundimiento del Prestige, y se descubre que estamos gobernados por una panda de turistas que no conceden importancia al suceso (y que no piensan venir aquí ni aunque se desplome el cielo sobre nuestras cabezas, como reza la antigua superstición celta), un nuevo petrolero, en ínfimas condiciones de navegación y cargado hasta los topes, ha enfilado el rumbo hacia nosotros, como si quisiera decir: -Esto ha sido poco. Vamos a terminar de fastidiarla-. 

Esta vez el Ministro de Defensa, Federico Trillo, se ha adelantado a los acontecimientos. Una fragata “apatrulla” desde ayer o desde antes de ayer el océano Atlántico con intenciones disuasorias.- Esta es la mía- parece que ha pensado don Federico. -Ya que no me dejaron adoptar una solución quirúrgica a lo Bush o a lo Putin, tal y como dicen que propuse al principio de lo del Prestige, y que consistía en bombardear el buque de los vertidos hasta borrarlo por entero del mapa, esta es la mía. ¡Soldaditos, a luchar!- se debe de estar repitiendo mentalmente.

Cuando escuché la noticia me pareció bien. Me dije, por una vez alguien toma la iniciativa y pone en práctica aquello de que más vale prevenir que curar. Pero luego empecé a atar cabos: este no hizo la mili, siempre anda ofreciendo soldados a troche y moche, le ha cogido gusto a lo de la jura de bandera aunque se trate de una afición tardía y se pirra por hacer maniobras…. Y  entonces, me asaltó la duda: -¿Y qué hará la fragata si el nuevo petrolero se niega a desviar la ruta,  amparado en las leyes marítimas internacionales que lo asisten? -me pregunté.- ¿Ordenará el Ministro que Le larguen varios cañonazos a la línea de flotación? ¡Horreur! Y entonces se me ha triplicado la  preocupación, se me ha formado un nudo en el estómago y se me ha terminado de encoger el corazón. ¿Será capaz?

Mientras tanto, a los gallegos, como dice el escritor Manuel Rivas, se nos está llenando el alma de chapapote al contemplar como nuestras rías adoptan un luto trágico y forzoso, con olor a fuel-oil,  y una masa cada vez más numerosa de aves marinas, amén de otras especies, emprende el último vuelo hacia un destino etéreo y desconocido pero quizás menos negro: el más allá.

Cuando la mancha comienza a adentrarse en las rías se informa que todavía no se sabe si llegará a las playas. ¿Se habrá puesto el Vicepresidente los prismáticos del revés y es así qué le parece que el asunto se encuentra más lejos? Porque todos los pescadores, mariscadores, armadores, coinciden en lo que están viendo con sus propios ojos: El infierno se está instalando en sus vidas y nada se puede hacer ya para remediarlo, salvo rezar para que cambien el viento y las corrientes, cosa más que improbable, o Fraga saque de la chistera de viejo político un as o  poderes mágicos de druida  y lance un conjuro con efectos parecidos a la escena bíblica del Mar rojo, todo ello, claro está,  si la cacería de la perdiz se lo permite. Y hablando de caza… ¿Sentirán los mismos instintos hacia las gaviotas, los alcatraces, los cormoranes, etc…? Porque si es así, te estamos aviados.

Noviembre 2002©Fernando Luis Pérez Poza

Pontevedra. España

Anuncios
Explore posts in the same categories: Articulos

Etiquetas: , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: