EL VIEJO REMOLINO

EL VIEJO REMOLINO

Sólo ceniza, sólo sombras disueltas
en la fugitiva latitud, en el aire.

Sólo el eco forma parte del tiempo
y prolonga el disfraz de la tiniebla
o pule la oxidada arista del metal
o vuelve confuso el mármol.

El viejo remolino del reloj
te atrapa, te lleva lejos, demasiado lejos,
allá donde las llamas del dragón se hielan
y las manos desnudas del abismo
estrangulan sin pudor el calendario.

¿No ves cómo se vuelve azulada la polea
y una risa hermética de nudos apretados
retuerce sin tregua el cuello del destino?

Inútiles, caen a tumbos los versos,
resbalan por la lengua del búfalo,
rodean el vértice de la nada
y se estrellan lentos en un muro de papel.
Entonces se detienen las alas
y las horas dejan de volar
y el corazón late brillos de cometa
y galaxias nuevas de origen oceánico
se mueren en el mismo momento de nacer.

Así es la chispa que ilumina el círculo,
breve y fugaz como una gota que estira la nariz
y huele a barranca húmeda.

Febrero 2004©Fernando Luis Pérez Poza
Pontevedra. España

Anuncios
Explore posts in the same categories: Poemas

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: